Lo Último

23 noviembre 2014

Omisión silenciosa


Vivimos tiempos complejos, y basta realizar esta afirmación para preguntarme ¿Cuándo no han sido difíciles para aquellos que han decidido seguir a Jesús? Sabemos que cargar con la cruz significa que se nos condena por un mundo donde el amor es rechazado. No olvidemos nunca que ha sido una elección nuestra, aceptar la invitación de Jesús: “Si quieres seguirme toma tu cruz cada día”. A Nuestro Señor no le dejaron en paz ni un solo día, lo persiguieron hasta verlo clavado en el madero, por eso no debe extrañarnos que nuestra vida de cristiano pise en sus huellas. Un cristiano cómodo donde la fe a veces se convierte en un acto social más, debe plantearse a quién está siguiendo.

¿A quién no le han preguntado con sarcasmo e ironía , si va a misa? ¿Cuántos no hemos caído bajo los respetos humanos en un silencio vergonzante? Vivimos tiempos difíciles para los cristianos, la persecución sigue creciendo, las burlas están en cualquier ambiente que nos movamos y la sensación de soledad y desaliento se apodera de los que quieren cargar con su cruz. Pues una vez más, debo dirigir mis palabras hacia el pastor que nos guía. El papa Francisco nos está ayudando a desprendernos de todas esas capas muertas que en nuestra vida de fe hemos ido acumulando. Son tiempos de coherencia, testimonio y valentía, así que hoy mi post va por una de esas omisiones silenciosas.

¿Por qué voy a misa? ¿He sido capaz de entender el acto voluntario y libre de asistir? Si no es así, debo pedirlo, cada vez que entre en la Iglesia. Tengo que  dirigirme al Señor, para que logre entenderlo, desear y amar la Eucaristía.

Voy a misa porque he sido invitado, no es mía la iniciativa, Jesús ha cursado su invitación personal a cada uno. Es el fruto de un deseo ardiente de Dios. Voy, motivado por el afecto que el Señor me tiene. Voy, porque quiero agradecer. La vida del cristiano debe ser un continuo” gracias al Señor”. Es un acto de amor al Padre para agradecerle por el regalo de Jesús

Voy a misa para dejarme transformar, para que mi vida cambie, para que mi entrega a los demás sea total, para que pueda amar al prójimo como a mí mismo. Voy , para entrar en el Cuerpo de Cristo que es la Iglesia. Voy,  para continuar caminando en la vida, renovado por la comunión con el Señor.

Voy a misa para aprender de Jesús a cargar con el hambre y sed de los otros .Voy porque sé lo que vale una de ellas. Porque no me dejo llevar por el sentir, sino por su valor. Porque sé que es el acto que más gloria puede dar a Dios. Voy porque quiero, porque lo deseo, y porque lo necesito. Leí una vez esta historia:

Hace muchos años, en la ciudad de Luxemburgo, un capitán de la guardia forestal se entretenía en una animada conversación con un carnicero cuando una señora ya mayor entró a la carnicería. Ella le explicó al carnicero que necesitaba un pedazo de carne, pero que no tenía el dinero para pagarlo.

Mientras tanto, el capitán encontró la conversación entre los dos muy entretenida, "un pedazo de carne, pero cuánto me va a pagar por eso?" preguntó el carnicero. La señora le respondió, "perdóneme, no tengo nada de dinero, pero iré a Misa por usted y rezaré por sus intenciones". El carnicero y el capitán eran buenos hombres pero indiferentes a la religión y se empezaron a burlarse de la respuesta de la mujer.

"Está bien" dijo el carnicero, "entonces usted va a ir a Misa por mí, y cuando regrese le daré tanta carne como pese la Misa". La mujer se fue a Misa y regresó. Cuando el carnicero la vio viniendo cogió un pedazo de papel y anotó la frase "ella fue a Misa por ti", y lo puso en unos de los platos de la balanza, y en el otro plato colocó un pequeño hueso. Nada sucedió e inmediatamente cambió el hueso por un pedazo de carne. El pedazo de papel pesó más.

Los dos hombres comenzaron a avergonzarse de lo sucedido, pero continuaron. Colocaron un gran pedazo de carne en unos de los platos de la balanza, pero el papel siguió pesando más.

Entrando en desesperación, el carnicero revisó la balanza, pero todo estaba en perfecto estado. "¿Qué es lo que quiere buena mujer, es necesario que le de una pierna entera de cerdo?", preguntó. Mientras hablaba, colocó una pierna entera de carne de cerdo en la balanza pero el papel seguía pesando más. Luego un pedazo más grande fue puesto en el plato, pero el papel siguió pesando más.

Fue tal la impresión que se llevó el carnicero que se convirtió en ese mismo instante y le prometió a la mujer que todos los días le daría carne sin costo alguno. El capitán dejó la carnicería completamente transformado y se convirtió en un fiel asistente de Misas todos los días. Dos de sus hijos se convertirían más tarde en sacerdotes, uno de ellos jesuitas y el otro del Sagrado Corazón. El capitán los educó de acuerdo a su propia experiencia de fe. Luego advirtió a sus dos hijos que "deberán celebrar Misa todos los días correctamente y que nunca deberán dejar el sacrificio de la Misa por algo personal".

El Padre Stanislao, quien fue el que me contó todos los hechos, acabó diciéndome: "Yo soy el sacerdote del Sagrado Corazón, y el capitán era mi padre".

"Sí supiéramos el valor del Santo Sacrificio de la Misa, qué esfuerzo tan grande haríamos por asistir a ella". Sto. Cura de Ars

21 noviembre 2014

Película



La semana pasada me topé con una película desconocida para mí, y confieso que me alegré de haberla encontrado cuando acabé de visualizarla, así que mi recomendación de cine para esta semana se llama . "De tal padre tal hijo".

Un matrimonio, padres de un único hijo, un niño de ocho años, reciben una llamada del hospital donde ella dio a luz con una sorprendente revelación. Un error inexplicable condujo en aquel tiempo a que el matrimonio intercambiara su bebé con el de otra pareja. Ambas familias se conocerán, y surge el dilema de si deben dejar las cosas como si nada no hubiera ocurrido, o poner a los chicos bajo la tutela de sus auténticos padres de sangre. Dilema intensificado porque uno y otro hogar son muy diferentes. En el primero, aparte de contar con un solo hijo, domina la cultura del esfuerzo y la disciplina, el padre ocupa un importante puesto en una empresa, y cree que su vástago debe luchar igual que él para ocupar su puesto en la vida. El otro lo forma una familia modesta y numerosa, donde hay menos sobreprotección y más humanidad.

Magnífica película del japonés Hirokazu Koreeda, director y guionista, que ganó el Premio del Jurado en el Festival de Cannes. Sigue la línea humanista de sus ilustres compatriotas Akira Kurosawa y Yasujiro Ozu, aunque con personalidad propia, sin caer en el puro mimetismo. Con adecuada parsimonia, Koreeda se toma su tiempo para describir a los personajes y las relaciones de padres e hijos, la influencia de las generaciones mayores sobre las más jóvenes, e incidiendo en la idea de que el aprecio o los reproches hacia los progenitores no tienen por qué conducir a repetir los mismos errores; se puede aprender y mejorar, sin plantearse disyuntivas tremendistas y excluyentes, cuando se tiene apertura de mente, magnanimidad.

No hay espacio en De tal padre, tal hijo para los sentimientos facilones, los reproches exagerados o la amargura producto del pesimismo. Gracias a la cámara de Koreeda tiene uno la sensación, simplemente, de ser testigo privilegiado de unos de esos pequeños grandes dramas con los que se teje la existencia humana, donde asoman los detalles de cariño y las desavenencias conyugales, o distintos modos de enfocar la educación. Los actores son estupendos, tanto los adultos que componen los dos matrimonios, como los pequeños víctimas de un intercambio, en cuyos detalles, al fin conocidos, también se descubren pequeñas miserias. 
Fuente (decine21)




Año: 2013
País: Japón
Duración : 120 m
Género: Drama
Dirección: Hirokazu Koreeda
Intérpretes: Masaharu Fukuyama, Ono Machiko,Maki Yoko,Lily Franky,Jun Fubuki,Megumi Morisaki,Kirin Kiki,Jun Kunimura
Guión: Hirokazu Koreeda
Fotografía: Mikiya Takimoto

17 noviembre 2014

En la angustia



Mira que lo sabemos, que lo hemos experimentado una y otra vez pero siempre acabamos olvidándolo. Cuando la angustia, la  ansiedad, la desolación invaden nuestro ser, parece que nada ni nadie pueda ayudarnos a expulsarlos. La fe verdadera nos invita a pedir y creer sin ver ni sentir nada de nada. Cuando actuamos así, podemos decir que nuestra Fe está al 100%. Encontré una hermosa plegaria para esos momentos. La comparto con vosotros

"Señor, refrena esta loca carrera de pensamientos que hay en mi mente, enséname a detenerme en todo lo que me concedas vivir, Tu, Señor, amas mi felicidad, ayúdame a disfrutar con todo mi ser de cada regalo tuyo, no quiero despreciar las alegrías simples de la vida, por estar soñando con otras cosas que no tengo.

Serena mi ansiedad Señor, pacifica mi alma, para que yo pueda poner toda mi atención en lo que Tu me presentes a cada momento. Dame ansia de vivir este instante, de descubrirte en cada persona y en cada cosa, todo es importante si es un regalo venido de tu amor.

Mira esta ansiedad que me perturba y seréname, Señor, penetra en mi con tu calma divina. Ayúdame a descubrir que nada es urgente o indispensable. Enséñame a entregarme con todo mi ser en cada cosa, pero sin dejar que mi mente vuele hacia el futuro, aplaca mi ansiedad, Señor.

Yo quiero aceptarte a ti, como dueño y Señor de todo mi futuro y mis planes, quiero que todo suceda como te parezca mejor, como Tú sabes que será mejor. Muéstrame interiormente que yo no soy Dios, y que no puedo construir mi futuro con mi mente pequeña y limitada.

Con mis pobres fuerzas humanas, ayúdame a ver lo hermoso que es depender de Ti, dejar todo en tus manos, en ti seré fuerte, porque solo Tu eres Dios. Tú me protegerás, Señor, y en ti todo estará seguro y feliz, aunque no se cumplan mis proyectos, Tú me ayudaras a lograr lo que más necesito.

Dios mío, Tú el importante, Tú el infinito, que todo lo sostiene con el poder infinito, solo Tú mereces la adoración del corazón humano, y solo ante ti quiero postrarme, Tu Señor, con una hermosura que no se puede imaginar, no permitas que adore cualquier cosa como si fuera un Dios, no dejes que me arrastre detrás de las cosas de este mundo.

Nada vale tanto, solo Tú eres valioso en mi vida. Señor mío, cura esta ansiedad con mi mirada, ayúdame a luchar con paz y gozo, caminando firme y sereno bajo tus ojos, bajo Tu mirada.
Dame tu luz, Señor, sé que me comprendes, que perdonas mis pensamientos y mis errores, siempre puedo empezar de nuevo, sin ansiedades.

Gracias, Señor, por confiar en mí, gracias porque puedo poner en ti mi confianza, Tu eres toda la armonía que necesito, en ti no hay aburrimiento ni ansiedad, Tu eres vida intensa y plena y al mismo tiempo una inmensa serenidad.

Por eso Señor, si Tú invades mi vida, mi ansiedad desaparecerá por completo. Libérame, Señor, de todas esas ataduras interiores que me llevan a la inquietud, al desorden.

Dios de paz, armoniza mi pensamiento y mi energía, ordena mi vida, pasa tu mano Jesús, serena mi corazón, dame tu eterna alegría, serena mi cuerpo que se enferma de esas prisas del alma, Señor mío, dame un corazón humilde, que no esté atado a las vanidades, a los reconocimientos o a los aplausos.

Dame un corazón simple que sea capaz de todo, pero dejándote a ti la gloria y el honor. Derrama Señor, en mí tu gracia, para que viva desprendido de los frutos de mis esfuerzos, y pueda hacer siempre todo para tu gloria sin obsesiones.

Dame Jesús, ese desprendimiento feliz, libérame del orgullo tonto, para que pueda trabajar intensamente, pero sin ansiedades ni inquietudes. Cólmame Señor, de tu amor para mí".
Amen.

14 noviembre 2014

Vivo sin vivir en mí


Aún no he dedicado un post al centenario de Santa Teresa en el que estamos inmersos. No quiero dejar pasar más tiempo sin hacerlo.  Teresa de Jesús. El 28 de marzo de 2015 se cumplirán 500 años de su nacimiento. Como nosotros ahora, también ella supo que la historia la manejaban unos pocos, pero nunca creyó que no podría cambiar nada. Esa es, quizás, la principal diferencia entre nosotros y ella.

Como se puede leer en la página informativa (enlace) :Celebrar el Vº Centenario de Santa Teresa es, sobre todo, lanzarnos a descubrir que entre las cenizas de este mundo aún caldean las brasas de otro mundo posible, mucho más justo y mucho más humano. Recordarla tiene el poder de hacerte consciente de cuánto puedes hacer para que cambien las cosas, si te decides a cambiar tú mismo, a optar por una vida más simple y más comprometida, más de acuerdo con el Evangelio de Jesús, el Evangelio del amor.

De esa manera, conseguiremos que el Centenario no sea una simple “celebración arqueológica”, ni una huida romántica a un pasado glorioso que se añora con nostalgia, y conseguiremos convertirlo en un tiempo de renovación y reactivación espiritual, de rejuvenecimiento.

Celebrar así esta efeméride nos ayudará, de la mano de Santa Teresa a afrontar el presente y el futuro con coraje, con creatividad y con decisión, apostando por un mundo más justo, más solidario, en el que cada persona pueda descubrir que es única e irrepetible, que es amada y que está llamada a ser feliz, pero que no lo será si se cierra en sí misma y no es capaz de abrirse a Dios y a los otros.

Voy a intentar hace un post semanal o quincenal sobre ella, aprovechando los fines de semana donde tenemos más tiempo para entrar en momentos de reflexión. Vale la pena conocer a Santa Teresa, es un verdadero placer entrar en sus escritos donde el alma encuentra luz y por ello os invito a este deleite.

Comienzo hoy con una actuación del trio musical llamado Alma di voices, en un Concierto con motivo del XXIX Certamen Internacional de Poesía Mística de Malagón (Ciudad Real) el 25 de octubre de 2014, interpretando  uno de los hermosos poemas de la Santa. Que la poesía, las voces y la música se conviertan en oración. 


Vivo sin vivir en mí,
Vivo sin vivir en mí,
y tan alta vida espero,
que muero porque no muero.

Vivo ya fuera de mí,
después que muero de amor;
porque vivo en el Señor,
que me quiso para sí:
cuando el corazón le di
puso en él este letrero,
que muero porque no muero.

Esta divina prisión,
del amor en que yo vivo,
ha hecho a Dios mi cautivo,
y libre mi corazón;
y causa en mí tal pasión
ver a Dios mi prisionero,
que muero porque no muero.

¡Ay, qué larga es esta vida!
¡Qué duros estos destierros,
esta cárcel, estos hierros
en que el alma está metida!
Sólo esperar la salida
me causa dolor tan fiero,
que muero porque no muero.

¡Ay, qué vida tan amarga
do no se goza el Señor!
Porque si es dulce el amor,
no lo es la esperanza larga:
quíteme Dios esta carga,
más pesada que el acero,
que muero porque no muero.

Sólo con la confianza
vivo de que he de morir,
porque muriendo el vivir
me asegura mi esperanza;
muerte do el vivir se alcanza,
no te tardes, que te espero,
que muero porque no muero.

Mira que el amor es fuerte;
vida, no me seas molesta,
mira que sólo me resta,
para ganarte perderte.
Venga ya la dulce muerte,
el morir venga ligero
que muero porque no muero.

Aquella vida de arriba,
que es la vida verdadera,
hasta que esta vida muera,
no se goza estando viva:
muerte, no me seas esquiva;
viva muriendo primero,
que muero porque no muero.

Vida, ¿qué puedo yo darle
a mi Dios que vive en mí,
si no es el perderte a ti,
para merecer ganarle?
Quiero muriendo alcanzarle,
pues tanto a mi Amado quiero,
que muero porque no muero.

12 noviembre 2014

Vade Retro


Hace unos meses comencé a seguir una serie de la tv2000 italiana ( la misma cadena que ha producido "Los pasos del silencio") de la conferencia episcopal italiana, dedicadas al satanismo y todo lo relacionado con el ocultismo. El programa lleva el nombre de "Vade Retro". Una serie que me  ha fascinado, por la seriedad e investigación que se hace en el análisis de esta realidad del mal.

Se inició en el 2012 y sigue en audiencia hasta el día de hoy. Me parece interesante compartir una vez más, algo importantísimo para nuestra fe :"¿Quién es nuestro enemigo?" Hay que conocerlo.Dice el papa Francisco : “El diablo existe” y que “hay que luchar contra él”. ¿Cómo luchar si no conocemos a nuestro rival?...

Son muchos los capítulos  emitidos, así que en la medida de mis posibilidades iré ofreciendo los que considero más sugestivos y que puedan darnos una mayor luz. Iré alternándolos con "Los pasos del silencio" que aún estoy en el ecuador de ellos.

Os recomiendo cada uno vivamente.Tienen una duración media de 30 minutos. Mis disculpas por los errores de traducción que se puedan encontrar.

Vade Retro Serie de la tv2000 italiana de información periodística sobre el demonio y el mundo de lo oculto, dirigido y presentado por David Murgia. Periodista que ha trabajado como vaticanista para el periódico "Il Tempo". Especialista en satanismo y mundo de lo oculto. Es coautor del libro "Satanás en  el tribunal". 

En este episodio  Mons. Renzo Lavatori experto demonólogo, nos explica quien es el diablo y también sobre los llamados rosarios satánicos.

10 noviembre 2014

El mal que no quiero



Dice San Pablo en su Carta a los Romanos: “No hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero”. Leo en San Agustín “No hay pecado cometido por el hombre que otro hombre no pueda cometer, si falta la ayuda de Aquél que hizo al hombre".

Los dos nos hablan de la fragilidad humana y de la confianza divina. ¡Cuánto cuesta borrar de nuestra vida la huella del mal !

Me identifico con las palabras de San Pablo y me uno a las de San Agustín.¿Por qué duele tanto una caída? ¿Es el amor, el temor, el orgullo…?

Las dolorosas caídas de Jesús camino del Calvario, no fueron anecdóticas; nos gritaba su amor ,para darnos el aliento necesario, que nos impulsara a levantarnos. El Padre nos espera para recomponer lo roto, para sanar las heridas. ¿Caer? ¿Quién se mantiene en pie todo el camino? ...

Duele caer. Supongo que en principio el dolor es más orgullo que amor, y a medida que el Señor nos va transformando, duele más por amor.

Qué difícil levantarse a veces ante algunas caidas. Sentirse entonces como el hijo pródigo y volver al Padre. La vida es un comenzar y recomenzar constante, en eso consiste la lucha. 

"Hazte Señor compañero inseparable de mis caídas y tribulaciones, enséñame a gozar en el camino de las pequeñas cosas que me regalas, sabiendo siempre ir más allá sin quedarme en las cunetas de los caminos. Toma mis cansancios, mis veredas, mis mentiras, hazlas verdad. Toma mis muertes, mis pobreza, mi nada, haz lo que quieras. Toma mis pecados, mis faltas de amor, mis eternas omisiones, mis permanentes desilusiones, mis horas de amarguras. Camina, Señor conmigo; acércate a mis pisadas". 

08 noviembre 2014

Espacio interior


Hoy una película mexicana del año 2012, : "Espacio Interior" . Lázaro, arquitecto mexicano, es secuestrado y trasladado en coche desde la capital azteca hasta una desconocida localidad situada a varios kilómetros. Será encerrado, desnudo, en un zulo de mínimas dimensiones, y continuamente custodiado por tres captores encapuchados, que se alternarán por turnos. Su libertad depende de que su familia pague el rescate. Pero los días y las semanas van pasando y la esperanza de salir de allí con vida va desapareciendo.


Basado en hechos reales acaecidos en 1990-1991, Espacio interior narra la espeluznante experiencia de Bosco Gutiérrez, un ejemplo extraordinario del coraje, superación y libertad interior del espíritu humano. Con una puesta en escena muy realista, sin ninguna parafernalia somos testigos del encierro de Lázaro (nombre del personaje en la película) en su cubil, sin apenas esperanza humana, durante la friolera de 257 días. Se dice pronto. En ese periodo hubo lógicamente diferentes fases, comenzando por la desesperación inicial y la posterior aniquilación de las ganas de vivir hasta la definitiva puesta en marcha de un sólido propósito: mantenerse con salud mental y física por el amor a sus seres queridos. Para ello llevó a cabo una rutina de quehaceres que no dejaban un momento a la pereza, al abandono o a las lamentaciones inútiles: gimnasia, oración, lectura, aseo y limpieza, rosarios, etc.


La fuerza con que el protagonista afrontó su suerte es explicable únicamente por su fe en Dios y por la convicción de que su dignidad nunca podría se arrebatada si no era él quien la rendía. Sus secuestradores nunca accederían a su corazón, a su mundo interior, que él reservó para Dios, aceptando su voluntad y dedicándole cada minuto de su encierro involuntario.


El director debutante Kai Parlange Tessmann ofrece este enfoque de modo verosímil, huyendo de empalagos y fantasías, sin restar un ápice al sufrimiento y el heroísmo que suponía esta entrega. Logra además algo nada fácil: recrear eficazmente el paso del tiempo, la monotonía de las semanas, de los meses, y esto sin alargar artificialmente el metraje. Casi toda la película está filmada dentro del habitáculo de 3 metros de largo por 1,5 de ancho, de modo que hay profusión de primeros planos y luz artificial, con pocos elementos de distracción. Para no ahogar al espectador se ofrecen, eso sí, ensoñaciones y recuerdos del protagonista que muestran su vida en el exterior: momentos de la infancia con sus padres, el amor por su esposa María, por sus hijos. La composición del actor Kuno Becker es muy convincente. (Fuente: decine21.com)


Año: 2012
Países: España, México
Duración: 86 m.
Dirección: Kai Parlange Tessmann
Intérpretes: Kuno Becker,Gerardo Taracena,Ana Serradilla,Rocío Verdejo, Marco Antonio Aguirre, Guión: Kai Parlange Tessmann,Pierre Favreau Alcázar,Vicente Leñero
Música: Javier Umpiérrez
Fotografía: Juan José Saravia

06 noviembre 2014

Dios a la basura


En la entrevista que le hicieron a la hija de Billy Graham en el Early Show, Jane Clayson le preguntó, "¿Cómo pudo Dios permitir que sucediera esto?" (Se refería a los ataques del 11 de Septiembre). Anne Graham dio una respuesta sumamente profunda y llena de sabiduría. Dijo: "Al igual que nosotros, creo que Dios está profundamente triste por este suceso, pero durante años hemos estado diciéndole a Dios que se salga de nuestras escuelas, que se salga de nuestro gobierno y que se salga de nuestras vidas. Y siendo el caballero que Él es, creo que se ha retirado tranquilamente. ¿Cómo podemos esperar que Dios nos dé Su bendición y Su protección cuando le hemos exigido que nos deje estar solos?" 

A la luz de ciertos sucesos recientes... ataques de terroristas, balaceras en las escuelas, etc., creo que todo comenzó cuando Madeleine Murria O'Hare (fue asesinada, hace poco que se descubrió su cuerpo) se quejó de que no quería que se orara en nuestras escuelas, y dijimos que estaba bien. Luego alguien dijo que mejor no se leyera la Biblia en las escuelas...la Biblia dice no matarás, no robarás, amarás a tu prójimo como a ti mismo. Y dijimos que estaba bien.

Luego el Dr. Benjamín Spock dijo que no debíamos pegarle a nuestros hijos cuando se portan mal porque sus pequeñas personalidades se truncarían y podríamos lastimar su autoestima (el hijo del Dr. Spock se suicidó). Dijimos que los expertos saben lo que están diciendo. Y dijimos que estaba bien.

Luego alguien dijo que los maestros y directores de los colegios no deberían disciplinar a nuestros hijos cuando se portan mal. Los administradores de las escuelas dijeron que más valía que ningún miembro de la facultad de las escuelas tocara a ningún estudiante que se porte mal porque no queremos publicidad negativa y por supuesto no queremos que nos vayan a demandar (hay una gran diferencia entre disciplinar, tocar, golpear, cachetear, humillar, patear, etc.). Y dijimos que estaba bien. 

Luego alguien dijo, dejemos que nuestras hijas aborten si quieren, y ni siquiera tienen que decirles a sus padres. Y dijimos que estaba bien. Luego uno de los consejeros del consejo de administración de las escuelas dijo, ya que los muchachos siempre van a ser muchachos y de todos modos lo van a hacer, démosle a nuestros hijos todos los condones que quieran para que puedan divertirse al máximo, y no tenemos que decirle a sus padres que se los dimos en la escuela. Y dijimos que estaba bien.

Luego algunos de nuestros principales funcionarios públicos dijeron que no importa lo que hacemos en privado mientras cumplamos con nuestro trabajo. Estuvimos de acuerdo con ellos y dijimos, no me importa lo que nadie, incluyendo el Presidente, haga en su vida privada mientras yo tenga un trabajo y la economía esté bien.

Luego alguien dijo vamos a imprimir revistas con fotografías de mujeres desnudas y decir que esto es una apreciación sana y realista de la belleza del cuerpo femenino. Y dijimos que estaba bien. Y luego alguien más llevó más allá esa apreciación y publicó fotografías de niños desnudos, llevándola aún más allá cuando las colocó en Internet. Y dijimos que estaba bien, tienen derecho a su libertad de expresión.

Luego la industria de las diversiones dijo, hagamos shows por televisión y películas que promuevan lo profano, la violencia y el sexo ilícito. Grabemos música que estimule las violaciones, las drogas, los suicidios y los temas satánicos. Y dijimos, no es más que diversión, no tiene efectos negativos, de todos modos nadie lo toma enserio, así que adelante. Ahora nos preguntamos: ¿por qué nuestros niños no tienen conciencia, por qué no saben distinguir entre el bien y el mal, y por qué no les preocupa matar a desconocidos, a sus compañeros de escuela, o a ellos mismos? Probablemente, si lo pensamos bien y despacio, encontraremos la respuesta. Creo que tiene mucho que ver con "lo que sembramos es lo que recogemos."

Es curioso cómo la gente simplemente manda a Dios a la basura y luego se pregunta por qué el mundo está en proceso de destrucción. Es curioso ver cómo creemos lo que dicen los periódicos, pero cuestionamos lo que dice la Biblia. Es curioso cómo se mandan "chistes" por la red y se riegan rápido como pólvora, pero cuando empiezas a mandar mensajes del Señor, la gente lo piensa dos veces antes de compartirlos. Es curioso cómo hay artículos lujuriosos, crudos, vulgares y obscenos que circulan libremente por el ciberespacio, pero la discusión de Dios en público se suprime en las escuelas, los espacios de trabajo y a veces hasta en el hogar. Es curioso ver cómo nos preocupa más lo que piensan los demás de nosotros que lo que Dios piensa de nosotros.

03 noviembre 2014

No te rindas



No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda,
y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma
aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya
y tuyo también el deseo
porque lo has querido y porque te quiero
porque existe el vino y el amor, es cierto.
porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas,
quitar los cerrojos,
abandonar las murallas que te protegieron,
vivir la vida y aceptar el reto,
recuperar la risa,
ensayar un canto,
bajar la guardia y extender las manos
desplegar las alas
e intentar de nuevo,
celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se ponga y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma,
aún hay vida en tus sueños.

Porque cada día es un comienzo nuevo,
porque esta es la hora y el mejor momento.
porque no estás solo, porque yo te quiero.

Mario Benedetti

01 noviembre 2014

DIOS NO HA MUERTO


Haber si en España tenemos la suerte de poder visiaulizar la película "Dios no ha muerto".Producida por Pure Flix, se ha convertido en la película cristiana independiente de mayor éxito en su estreno, pues superó a la cinta «Reto de Valientes» (Courageous) de Sherwood Pictures.No hay fecha para el estreno del film en España. Actualmente ya se habla de que la película podría pasar directamente a estrenarse en dvd, pero habrá que esperar.


Josh Wheaton (Shane Harper), un estudiante universitario de primer año, se inscribe en una clase de filosofía impartida por un profesor dictatorial, el Dr. Radisson (Kevin Sorbo) que exige que todos sus estudiantes firmen una declaración de que "Dios ha muerto" con el fin de poder obtener el aprobado. Josh se niega pero necesita cumplir con esta asignatura para satisfacer sus requisitos académicos.Finalmente él y el profesor llegan a un acuerdo: Josh debe defender su posición de que "Dios está vivo" en una serie de debates con el profesor para poder asistir a las clases. Pero si Josh pierde el debate, será suspendido. Este reto va a suponer para Josh poner en peligro su fe, sus relaciones e incluso su futuro.


¿Alguna vez hemos dudado de nuestra fe? ¿Somos ateos o cristianos? ¿Ha sucedido que se nos da la oportunidad de defender la existencia de Dios por una voz que escuchamos en nuestro interior pese a todas las objeciones a nuestro alrededor? ¿Por qué las personas buenas suelen sufrir más mientras los malos tienden a tenerlo todo en una vida inmersa de comodidades? ¿Estará Dios muerto como muchos científicos o maestros “inteligentes” suelen insistirnos al desechar el creacionismo por el evolucionismo?


Dios No Está Muerto es la película perfecta tanto para creyentes como no creyentes de acercarnos a Dios mismo, recordar el amor de su hijo Jesús hacia nosotros y reafirmar nuestra fe en su misericordia, nuestra salvación. Sabiamente el guión de Cary Solomon y Chuck Konzelman se aleja de la religión enfocándose en sí en la esencia del cristianismo. No existe controversia alguna en este debate espectacular de palabras, citas y argumentos. 


Shane Harper sobresale como Josh Wheaton, el estudiante que debe enfrentarse a su maestro en orden de defender su fe. Uno de sus aspectos primordiales es su distanciamiento del melodrama, el joven se ve tan cómodo en su papel que las acciones hablan por sí solas y de buena manera. En momentos hace uso de su capacidad expresiva y nos prepara cada vez la atmósfera al subir al pódium. No una cualidad de cualquiera mantenernos a la expectativa mientras nos demuestra la existencia de Dios ante un tiburón.


En el rol del antagonismo, Kevin Sorbo es sublime y por tanto su defensa es notable ante los ojos de cualquiera. Dado su naturaleza del maestro “omnipotente” nos provoca algunas quejas como también contribuye con referencias sólidas. No todo es cómo se ve, aquí yace un secreto del cual una vez que se revela durante la culminación de esta batalla, causará una inmediata comprensión en algunos como también un par de aplausos por la forma en que se exige la confesión.


En conclusión, se reafirma el valor de la fe a través de esta adaptación inesperada en el sentido donde su ingenioso inicio, su conflictivo desarrollo e inesperado final nos recuerda que en definitiva Dios No Está Muerto, sino sigue estando demasiado vivo y dentro de nosotros, en nuestro corazón y a través de Jesús podemos llegar a conocerlo tan bien como se nos asegura en este impactante debate fílmico. Fuente (Entretinimiento casual)

Año 2014
País Estados Unidos
Director Harold Cronk 
Reparto Shane Harper, Kevin Sorbo, David A.R. White, Willie Robertson, Korie Robertson, Dean Cain
Género Drama | Religión. Enseñanza. Colegios & Universidad